volver

¿Cómo cuidar los neumáticos de tu coche?

Se estima que el 55% de los accidentes con víctimas están causados por el mal estado de las ruedas, de ahí que sea uno de los elementos que más debemos vigilar. Los neumáticos son el único elemento de contacto de nuestro coche con el suelo, el último que transmite nuestras órdenes, y no debemos escatimar en esfuerzos para mantenerlos en las mejores condiciones.

cuidado_neumaticos002De un solo vistazo, los neumáticos te proporcionan toda la información que necesitas. En los flancos encontrarás una codificación alfanumérica que, entre otras cuestiones, te servirá para conocer el ancho, el perfil, el tamaño de la llanta, la carga que soporta y la velocidad máxima para la que están preparados. Este código es lo primero que debes tener en cuenta a la hora de sustituir los neumáticos de tu coche y es fundamental a la hora de elegir uno nuevo.

Por ello, te acercamos algunas normas básicas para que conserves los neumáticos de tu coche y evites desagradables imprevistos.

1.- Vigila la profundidad del dibujo con frecuencia. Las hendiduras que tienen los neumáticos sirven para mantener el agarre óptimo con la carretera, garantizar la tracción y evitar problemas como aquaplaning. Por este motivo, debes tener muy presentes los indicadores de desgaste y, aunque el mínimo legal de la profundidad de cada hendidura es de 1,6 mm, te aconsejamos no apurar hasta tal punto.

2.- Mantén la presión. No te fíes de las leyendas urbanas. Cada fabricante establece unas recomendaciones de presiones y debes seguirlas siempre si quieres evitar un mayor desgaste o una erosión desigual. El exceso de inflado reduce la superficie de contacto con el asfalto y, por tanto, un menor agarre. Por contra, una presión baja provoca el sobrecalentamiento del neumático y un desgaste mucho más rápido. Normalmente, las presiones recomendadas para cada coche pueden verse en el manual del usuario, en el interior de la tapa del depósito de combustible o en los laterales de las puertas del piloto y/o copiloto.

3.- Evita el uso indebido. Cuanto mejor trates tu coche, más te durará. Esta máxima se debe cumplir a rajatabla a la hora de hablar de las ruedas. Procura evitar golpes con los bordillos, exceso de velocidad (especialmente en el paso por curva), los derrapes y acciones similares.

4.- Comprueba el equilibrado y la alineación. Ambos conceptos suelen confundirse, pero son completamente distintos. El equilibrado es el correcto acoplamiento de la llanta con el neumático, lo que hace que la rueda gire de manera homogénea. Si no está bien equilibrado, puede provocar vibraciones que, además de afectar a la propia conducción, indican un desgaste desigual de los neumáticos. Por otro lado, la alineación o, como comúnmente se conoce, 'paralelo' es la correcta posición de las ruedas con respecto a sus ejes y de estos entre sí. Si no es correcto, provoca que la dirección deba ser corregida con el volante porque el coche tiende a irse a derecha o izquierda. En caso de notar cualquier comportamiento extraño relacionado con los neumáticos, lleva tu coche a tu taller.

5.- No sobrecargues tu coche. Además de la carga máxima del vehículo, los neumáticos tienen un índice que suele estar indicado en el flanco del mismo. No lo superes, y evitarás el sobrecalentamiento, la pérdida de agarre o, en casos extremos, un pinchazo o un reventón.

6.- Mira de cerca tus neumáticos. Una simple inspección visual puede ayudarte a evitar sustos. Una pequeña brecha, un clavo o un cristal pueden ser fatales. Además, comprueba siempre antes de salir de viaje -máxime si es un trayecto largo- el estado de la banda de rodadura.

7.- No especules a la hora de cambiarlos. Si detectas cualquier problema en tus neumáticos, no lo dejes pasar. Acércate a tu taller de confianza para que realicen una revisión y no dudes en cambiarlos si encuentran algún fallo. Si tienes dudas, compara precios y conoce las ofertas que pueden adaptarse a tus necesidades.

Pon en tu lista de prioridades el cuidado de tus neumáticos, sigue estos consejos y podrás disfrutar de una conducción eficiente.

Descargar archivo con más información

Solicitar información

Ofertas